saltar directamente al contenido
Contenidos

Los poblados fortificados en tierras del Navia-Eo

Los castros en la Edad del Hierro

El territorio de Entrambasaguas, término empleado durante la Edad Media para hacer referencia a las tierras del Navia-Eo, se extiende sobre un relieve accidentado, abrupto en ocasiones, que desde la rasa litoral alcanza, en pocos kilómetros, cotas de 1.300 m de altitud. Dispersos por su valles y colinas se catalogan centenares de vestigios arqueológicos, al tiempo testigo y herencia de los hombres que han habitado esta región desde tiempos paleolíticos.

estás en » inicio » los poblados fortificados en tierras del navia-eo » los castros en la edad del hierro » . los castros marítimos

. Los castros marítimos

El Castillo de San Martín, en Soto del BarcoLa costa asturiana estuvo jalonada desde el comienzo de la Edad del Hierro (siglos VIII-VII a.C.) con pequeños asentamientos fortificados instalados sobre los principales cabos y penínsulas del litoral. Sobre los flancos no protegidos por el mar y los acantilados se excavaron profundos fosos reforzados con parapetos y empalizadas. 

En Asturias se conocen 29 poblados fortificados sobre lalínea de costa. Por lo general se localizan con amplio dominio sobre las principales rías como los castros de La Campa Torres en la bahía de Gijón o El Castillo de San Martín, en la desembocadura del Nalón, en Soto del Barco o sobre penínsulas y cabos destacados.  

La proximidad entre asentamientos se acentúa hacia el occidente de la región, donde es posible contar hasta 16 castros entre la playa de Barayo, en la divisoria del concejo de Valdés y Navia, y la desembocadura del Eo, en el concejo de Castropol (ver castros marítimos en Navia)

Aunque durante largo tiempo fueron considerados de fundación romana, las investigaciones arqueológicas desarrolladas en los castros de laría de Villaviciosa, en La Campa Torres, El Castillo de San Martín o Cabo Blanco, en el concejo de El Franco, han probadoque su origen se remonta a varios siglos antes de la incorporación de losterritorios cantábricos al Imperio.

El castro de Cabo Blanco, en Valdepares (El Franco)A los castros marítimos se les atribuye, a pesar de sulimitada extensión, una función de extraordinaria importancia durante esteperiodo (siglos I y II después de Cristo) en el control de las vías decomunicación marítimas y terrestres así como de la explotación de los recursosdel litoral.

Algunas referencias bibliográficas

CAMINO MAYOR, J. (1995): Los castros marítimos en Asturias.Real Instituto de Estudios Asturianos. Oviedo.

CAMINO MAYOR, J.& VILLA VALDÉS, Á. (2003): “La bahía de Gijón y las rutas marítimasprerromanas en la costa cantábrica”, en Gijón puerto romano. Navegación ycomercio en el Cantábrico durante la Antigüedad. Gijón, pp.45-59. Descargar artículo

Distribución de castros marítimos en el Cantábrico occidental (según Camino & Villa, 2003)

FERNÁNDEZ OCHOA, C. y MORILLO CERDÁN, A. (1994): De Brigantium a Oiasso. Una aproximación alestudio de los enclaves marítimos cantábricos en época romana. Temas deArqueología nº3. Foro. Madrid.

VILLA VALDÉS, Á.(2007): "Mil años de poblados fortificados en Asturias (siglos IXa.C.-II d.C.)", en J. A. Fernández-Tresguerres (Coord.): Astures y romanos: nuevas perspectivas. RealInstituto de Estudios Asturianos. Oviedo, 27-60. Descargar artículo

Foto

Asociación Amigos del Parque Histórico del Navia

Calle Méndez Valledor nº8 1º · 33730 ·Grandas de Salime

Email: info@castrosdeasturias.es